Grandes sitios de Midi Pyrénées

Durmiendo en nuestro B&B descubrirá las bastidas del Tarn (ciudades fortificadas), las iglesias, abadías, pueblos amurallados o modestas capillas.

Le hace retroceder en el tiempo, invitándole a recorrer sus callejones medievales, disfrutar de la sombra de sus plazas porticadas y tocar sus porosos ladrillos rosados, como en Albi “la roja”, para descubrir la historia de Francia. Vacación, ocio y cultura se dan cita en el Tarn. 

Floron de las bastidas, Cordes sur Ciel fue construida por Raymond VII, último conde de Tolosa, para proteger a las poblaciones afectadas por la cruzada contra los albigenses.

Algunos meses después se construyó Castelnau de Montmiral, bastion contra los Ingleses durante la Guerra de los Cien Años. Dedique tiempo para pasear por sus calles estrechas, y visiter la iglesia que alberga la cruz relicario de los Condes de Armagnac.

Puycelsi : una historia de varios miles de años (se encuentran una calzada romana y unos pocos “oppida” en el bosque cercano Grésigne). En la Edad Media, el pueblo perteneció a los condes de Tolosa que lo fortalezcan y lo convierten en un bastión que resista los ataques de Monfort. En 1229, el Tratado de Paz de París poniendo fin a la cruzada contra los albigenses, Lisle sur Tarn será construido para reemplazar Montegut, centro cátaro.

Alrededor de Albi

 

chambre d'hôtes près de Cordes

Además : Lisle-sur-Tarn, puerto fortificado : su encanto reside en su gran plaza cubierta, la más grande del sudoeste.

Bruniquel: un afloramiento rocoso que ofrece magníficas vistas de los valles del Aveyron y del Vere. Finalmente, cerca de la ciudad de Albi,  no dejará de ver la asombrosa torre de Castelnau de Levis.

Y no dude en reservar en La Taverne, donde Bruno Besson hace maravillas en la cocina.